El Buen Community Manager

Mucho se ha dicho sobre la figura del Community Manager, y peor aún, de manera reiterativa: Que es un nativo de Internet, que es un geek conectado 24/7 y, principalmente, que es un especialista. Pero nadie ha formulado la pregunta del millón ¿Especialista en qué?
 
La respuesta, como es de esperarse, no es fácil. Y es que el Community Manager más comúnmente contratado por las PyMes en latinoamérica es, a menudo, un familiar, un amigo o el amigo de los amigos que pasa “Todo el día conectado”, lo que no los hace expertos. En lo absoluto. Y así, en vez de un Community Manager, tienen “Al tipo que postea en Facebook y Twitter”.
 
Community-Manager¡Pero hay más! Es muy frecuente hallar en las ofertas laborales publicadas en periódicos y sitios de búsqueda de empleo, solicitudes de CM -Tal como se les conoce en el mundo digital, para que se hagan cargo de la definición de estrategias, la creación de contenidos, de crear la extensión del diseño de la identidad visual de la empresa, sepa analizar e interpretar las estadísticas, tenga nociones claras de liderazgo, resolución de conflictos y atención a clientes… Asumiendo que el Community Manager es un hombre multi-orquesta, una especie de súper-héroe preparado en todos los ámbitos de la comunicación, el marketing y la publicidad. Pero lo cierto es que los súper-héroes son una mera ficción. A lo largo de la historia humana ha existido un solo Leonardo Da Vinci, y tal como consta en los registros históricos, no comunicaba de manera muy atinada ni certera sus inventos e ideas.
 
Dicho esto, lo mejor que le puede pasar a una empresa es que termine dándose cuenta que debe parecerse más a las personas en vez de a un ente inocuo, y reconocer que las personas requieren de otras para poder llevar adelante sus metas y proyectos. En este sentido, es precisamente la comunicación de tú a tú -Esa misma que en spot’s de televisión emula a la recomendación boca-oído, la que genera empatía, preferencia y lealtad. Y ese trabajo audiovisual no es gratuito ni fruto de una sola persona: Guionistas, camarógrafos, extras, tramoyas, iluminadores… La lista es larga, así como también debiera ser el listado de integrantes de un área de comunicación enfocada al entorno digital, y no poner sobre los hombros de una sola persona tamaña responsabilidad.
 
shutterstock_85822057Pastelero a tus pasteles, versa el popular dicho. Y las especializaciones en el área del Social Media -Disciplina que agrupa a todo lo relacionado a la comunicación en la Web 2.0, están a la órden del día: Curadores de contenidos, analistas de ROI digital, analistas de SEO, especialistas en SEM, redactores de contenidos, especialistas en la adquisición y dirección de tráfico, especialistas en la planificación de estrategias integrales y expertos en usabilidad de plataformas, son solo algunos de los nombres más recurrentes que todo laboratorio de Social Media, o Social Labs como se les conoce en el primer mundo, debiera tener entre sus filas, evitando así incesantes dosis de stress.
 
Tal vez pasen años antes de que los empresarios latinoamericanos se den cuenta de esto, pero el buen community manager, ese que hoy trabaja auto-didacta gracias a que no le enseñaron nada de esto en sus aulas, o ese que se formó a través de cursos a distancia, sabe perfectamente que no es un especialista en todas las materias, sabe que no puede hacerlo todo él solo, o que puede hacerlo bien. Tarde o temprano, deberá comenzar a hacerse respetar en la escena y dar a conocer lo que él sabe… ¿Se podrá lograr? Solo el tiempo dirá la última palabra… Al menos en el primer mundo, ya es una batalla ganada.
 
 
Textos: Javier Valenzuela
Edición: Miguel Zúñiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Skip to content